Semanario de Prensa Libre • No. 203 • 25 de mayo de 2008

Portada | Archivo | Contacto | Directorio


   > Editorial
   > En primera persona
   > Cartas
   > D frente
   > D fondo
   > D juegos
   > D tecnología
   > D portafolio
   > D mundo
   > D farándula
   > D viaje
   > D Punto final

 


D farándula

Karla Álvarez
Entrevista con la famosa actriz mexicana.

POR VIVIANA RUÍZ
FOTOS: CORTESÍA DE ARMAGEDÓN, MÉXICO

Después de haber participado en más de una docena de telenovelas, igual número de obras de teatro y, por supuesto, protagonizar, según las revistas del corazón, un sinfín de escándalos, la actriz Karla Álvarez debuta en el séptimo arte con la película de Paco Del Toro: La Santa Muerte, una cinta que no ha recibido buenas críticas de la prensa internacional, pero que en México fue bien recibida.

Sobre su participación en ésta, así como algunos de sus próximos proyectos, conversa en esta entrevista que, vía telefónica desde su natal Distrito Federal, otorgó a Revista D.

La otrora egresada de la escuela de danza encarna en este filme a Rubí, una madre angustiada quien, al saber que a su hija le quedan pocos días de vida tras detectarle un cáncer en el cerebro, se aferra a todos los remedios posibles con tal de salvar su existencia, incluso acude a la Niña, la Santa Muerte, sin saber que ésta le concederá su deseo, pero también se lo cobrará muy caro.

Después de muchos años de trabajar para la industria del entretenimiento, llega un protagónico cinematográfico, ¿cómo se siente con esta meta cumplida?

A lo largo de mi carrera siempre me he impuesto metas a largo y corto plazos. Desde hace ocho años empecé a tocar puertas, con el interés de hacer cine y por fin lo logré.

¿Por qué cree que no obtuvo respuesta antes?

No lo sé. Los cineastas mexicanos tienen metido en la cabeza que los actores y actrices de televisión no estamos preparados para el séptimo arte. No estoy de acuerdo con tales argumentos, porque somos profesionales, y tenemos la capacidad para desenvolvernos en cualquier ámbito. Antes, no se me dio la oportunidad, porque tengo una carrera de actriz de televisión. Ellos me cerraban las puertas, pero soy muy necia y al fin se me hizo. Sigo batallando.

Ahora que consiguió su meta, ¿cómo le pareció su actuación?

Híjole, la primera vez que me vi exclamé “¡ay!” Me emocioné mucho, porque es cine y verse una en la gran pantalla es otra cosa. Creo que mi trabajo fue bueno, al igual que el del director y la producción.

Todo salió como habíamos pensado. Pues le puse todas las ganas del mundo y todo mi cariño a la película. Jamás la olvidaré.

Me dice que es muy autocrítica. Ahora que vio la película, ¿cambiaría alguna escena?
Para lo que me pidió el director, creo que estuvo bien.

Se trataba de una actuación difícil, eso me lo advirtieron desde el principio. En su momento, sí sentí que en una toma podía dar más, el director me dio la oportunidad de volverla a trabajar, ahora creo que con el material completo no cambiaría nada de mi actuación. Incluso, la toma donde enloquezco, y que para mí fue la más dura de interpretar, la dejo como está.

¿Qué experiencia le deja su primer protagónico en el cine?

“Fue padre”. Además de una satisfacción personal, aprendí mucho sobre el culto a la Santa Muerte. En mi país es usual que, cuando se tiene algún problema, alguien quiera ayudarte, y te ofrece remedios milagrosos u objetos que por desconocimiento los aceptas sin saber exactamente lo que haces.

Después de esta película, ¿cree en la Santa Muerte?

No. Tengo mis convicciones dirigidas a otro lado. Respeto las creencias o religiones de los demás.

Ha trabajado en teatro, televisión y cine, ¿cuál prefiere?

Me gusta todo lo que hago. Lo que me digan, siempre y cuando sean buenos proyectos, lo trabajo encantada. Lo que no me gusta son los proyectos malos, vacíos. Por ejemplo, meterme en la piel de una villana —casi siempre hago de mala— que no trascienda, no es lo mío. Debe existir una causa y no ser malo porque sí. Busco que el papel tenga una historia.

¿Haría un desnudo completo en la gran pantalla?

No lo tengo pensado, la verdad. Me voy más por la línea de desnudar el alma, pero si hay un personaje muy, muy bueno, que requiriera un desnudo bien cuidado, quizá lo haría. Pero es muy prematuro hablar de ello, prefiero hacerme un lugar en el cine y más tarde, pensar en ese aspecto.

¿Cómo es en la realidad Karla Álvarez?

Soy una mujer muy tranquila. Cuando no estoy trabajando, prefiero estar en mi casa y compartir con mi familia. Soy mucho de animalitos, así que me gusta estar con ellos. Disfruto ir al cine, y, pese a lo que se publica sobre mí, no me gusta, como se dice de manera vulgar, andar de reventón. Soy hogareña.

¿Cuánto ama su libertad?

Muchísimo. Me encanta ser una persona libre, y eso me ha dado también el poder trabajar donde sea. Cuando una tiene muchas obligaciones no se puede, por eso valoro y aprecio tanto mi libertad.

¿Todavía baila?

No. Algunas veces tomo clases, pero de forma profesional ya no.

¿Qué tanto haría por amor?

Híjole… se puede hacer todo, mientras la persona que está contigo esté dispuesta a hacer todo. Soy una persona muy entregada y espero que mi pareja se comporte de la misma manera y respete mi carrera. Yo por amor, todo.

Algo más

  • Nacida un 15 de octubre, Karla Álvarez comienza su carrera como actriz a la edad de 20 años, al coprotagonizar la telenovela María Mercedes, al lado de Thalía, en 1992.
  • Álvarez se ha caracterizado por la fuerza de sus personajes, principalmente los antagónicos, que ha realizado al lado de figuras como Kate del Castillo, Laura León, Elsa Aguirre, Chantal Andere y Gabriela Spanic, entre otras.
  • La larga lista de telenovelas y series en que se ha involucrado incluye Buscando el Paraíso, Agujetas de color de rosa, Prisionera de amor; Acapulco, cuerpo y alma; Mi querida Isabel, La mentira, Cuento de Navidad, Alma rebelde, Mujeres engañadas, La intrusa y ¡Vivan los niños! Su más reciente proyecto es Las tontas no van al cielo.
  • Después de estar casada con el también actor Alexis Ayala, ambos se divorciaron hace algunos años. La actriz no se ha comprometido de nuevo.
  • En el 2003, Karla ingresa al reality show Big Brother VIP, en donde se mantiene hasta poco más de 50 días, después de protagonizar un intento de romance con Jorge el Burro Van Rankin.

   

© Copyright 2004 Prensa Libre. Derechos Reservados.
Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.

www.prensalibre.com